Pasa en la vida...

Y es que esto, en realidad, parece ficción.
No tiene mucho que ver con los diálogos, ni tampoco con el contexto. De hecho, lo intrínseco de toda la situación puede resumirse en un segundo, eterno casi, pero segundo al fin. Una decisión fugaz, espontánea, cargada de sentimientos.
Unas pocas cuadras, pasos largos, zancadas casi. Ansiedad e indecisión en una cruza heterogénea pero intensa. Otro cuerpo, la misma vida, un camino lleno de preguntas, una imagen poco feliz, distante. Pero... ¿Qué es eso?
Como por arte de magia -lo cual sólo sucede en el celuloide- ambas sensaciones se encuentran en el aire. Como por arte de magia aquel día todavía no está perdido y todo vuelve a empezar en cuestión de segundos.
Otra vez, como siempre -y como nunca antes- las cosas de todos los días vuelven a ser sorpresa.
Dos cuerpos, una carta, un colectivo. Suficiente trama para un día de película sin fin.

4 comentarios:

lali dijo...

suena como a un cuentito. y sabés qué es lo más lindo?, que fue todo muy cierto.. es hermoso porque vos existís y porque todo lo que hago es para hacerte muy (muy) feliz. ojalá lograra una mínima fracción de lo que vos hacés por mi.
me alegra mucho que te haya gustado todo el episodio de san valentín. fue sentido, porque necesito verte bien, que me sonrías, necesito amarte. porque justamente, te amo. y no podría dejar de hacerlo nunca.

yo más, vos menos. así, simples ecuaciones: es cuestión de despejar x.

santi dijo...

hace mucho que no entro a tu blog, ahora esta re pendejo (?) me gusta, me gusta. bordes redondos aca (L)

mirá, tengo un blog (y me esta gustando)

Belo dijo...

Como no se cuando te voy a volver a ver, perdon por el griterio de la ultima vez que te vi.
Saludos.

Socio del Desierto dijo...

Muy buena la página de la revista.
Te (los) felicito x el proyecto. Cuando tenga más tiempo la recorro mejor, pero x lo q anduve viendo está muy buena.